Derecha, gobernador y delitos
25 febrero, 2021
Hubo intención política en informe de ASF, dice AMLO; pide investigar
25 febrero, 2021

La decadencia política de Morena en San Luis Potosí

María Elena Yrízar Arias

El día 10 del presente mes, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, con el argumento de que Mónica Liliana Rangel Martínez ganó la encuesta interna que realizó ese partido político, la presentó como la candidata a la gubernatura potosina, lo que resultó una noticia que indignó hasta el alma a las aspirantes a ese cargo y a la gran mayoría de simpatizantes y morenistas, por todos los rumbos del territorio potosino.

Lo anterior de por sí resultó ser una imposición de la candidata a gobernadora del estado de San Luis Potosí, que ya se veía venir, no obstante que ya se habían alzado muchas voces en contra de la priísta Rangel Martínez, y se le había señalado públicamente de tener corruptelas sobre los recursos económicos bajo su responsabilidad como Secretaria de Salud del estado, por alrededor de 500 millones de pesos, de lo cual tenía conocimiento el mismo presidente nacional de Morena, pero hizo caso omiso y no pasó nada. Obviamente que conociendo a los militantes y simpatizantes de Morena, de que son muy aguerridos, no nos causaría extrañeza que se rebelen ente la afrenta que les resultó la imposición de una priísta, que no les permitiría aceptarla con ninguna resignación, pues la imposición es un insulto que los ofende gravemente porque atenta contra la propia dignidad y su honor y, además, hasta la credibilidad de lo que históricamente han sido Morena y la 4a. Trasformación pacífica de la nación, se sustenta en la norma de  no mentir, no robar y no traicionar, principios que en la presentación de la candidata, Mario Delgado dice que Mónica Rangel “se apega a ellos”, mientras los morenistas dicen que no es cierto. He allí parte la principal indignación, por eso y más no la aceptan.

La gran mayoría de los morenistas que tienen presencia y liderazgo, no han sido tomados en cuenta, sin embargo, existen las imposiciones de los candidatos a las diputaciones locales, lo que ha indignado igualmente a los morenistas, por ejemplo el líder estatal de Unidad de las Izquierdas, de Morena, Félix Vega Lugo, al preguntarle su criterio sobre lo que pasa en la entidad, aseguró que Mónica Rangel es una candidata impuesta por el gobernador del estado, que con relación a la impugnación y marcha que está haciendo Francisca Reséndiz Lara, ellos la apoyan. Se dice que están decepcionados, que la cuarta trasformación política en el estado está débil y fraccionada. Considera Lugo Vega que actualmente Morena actúa al revés, muy chueco, que es un desmadre y es llevar al abismo al partido. También aseguró que lo que van a hacer los morenistas es “rescatar su dignidad, así como lo estatutos y principios de la 4a. T.”, y sobre la candidatura a la reelección de la capital de Xavier Nava, lo calificó como la aberración de la aberraciones de cualquier partido político y la barbaridad de imposiciones de gente que ni es de la 4a. T ni morenistas ni, por último, siquiera conocidos. Todo lo que están haciendo es para perder y en el fondo es para beneficiar al PVEM.

Ayer se supo que de los candidatos de Morena a la diputación local, en el distrito I, de Matehuala, impusieron a Aarón Alberto Alemán Rodríguez, coordinador municipal de los servidores de la nación en Charcas, ampliamente desconocido en la región, si acaso es conocido en su municipio, quien desplazando al presidente municipal morenista de Cedral, José Homero Mata Carrillo, a Ariel Chavez Reina y José Rosario Mendoza, distinguidos consejeros políticos de Morena y militantes aguerridos, que efectivamente se registraron previamente para la aspiración de diputados locales y el ungido ni siquiera se había registrado y ahora hasta es el candidato. Así son las cosas en Morena, un partido sin moralidad ni principios, que pareciera que su fin es enojar y decepcionar a sus militantes. Y lo está logrando.

Otra aberración de Morena, aceptar dos panistas, trabajadores del municipio panista de la capital, Óscar Valle Portilla, como candidato del distrito VII, y distrito VI, Beatriz Adriana Urbina Aguilar, directora del DIF municipal. ¿Dónde están los morenistas? Los echaron para un lado, solo premiaron al secretario del Comité Estatal, quien firmó la documentación para que se pudiera registrar a Mónica Liliana Rangel, por la negativa que tuvo el presidente del partido Sergio Serrano, al ser congruente con su enojo por la imposición de la candidata que no es morenista y no querer ser cómplice de esa acción perjudicial al morenismo.

En fin, así se manejaron las cosas en el partido.

En el caso Rioverde, Morena designó como candidata a diputada local por el Distrito X a María de los Ángeles Castillo Rodríguez, hermana del dirigente en Rioverde, Eduardo Castillo Rodríguez, quien aspira a la candidatura a la presidencia municipal. El precandidato a esa curul Joan Alexander Balderas Armendáriz, interpuso una demanda de juicio para la protección de los derechos político electorales del ciudadano en el Tribunal Electoral del Estado, a quien desplazaron sin ninguna consideración como lo hicieron en Matehuala.

¿Cuáles son los sentimientos de los morenistas con todo lo que está pasando? La respuesta es evidente: Se sienten desplazados, ignorados y vejados. Han buscado ponerle un alto a lo que pasa y no lo han logrado. Francisca Reséndiz no ha parado su caminata hacia la Ciudad de México, llamada “la paz, unidad, legalidad y dignidad” iniciada desde el día 11 de este mes, y sin embargo, también la ignoran en Morena.

La periodista María Tello publicó el 11 de febrero un magnífico artículo llamado Los potosinos no somos estúpidos en el periódico La Brecha y al inicio nos dice así: ¡No somos estúpidos! ¡No lo somos! Podrá haber líderes comprados, medios de comunicación amañados para los intereses de sus dueños. Podrá haber políticos carroñeros, sin escrúpulos, corruptos, pusilánimes, provocadores a sueldo, histriónicos, rateros, que utilizan el dinero público para sus campañas, o dinero del narco, ¡sí! del narco, que envenena la conciencia de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes de nuestro estado. Ese dinero que pagó tu hijo por la droga es el dinero que usaron para comprar garrafones de agua y al rato te inventarán que te regalan vacunas pagadas de su bolsillo. ¡Mienten! ¡Sí! ¡Así de fuerte como lo lees!”

Los morenistas están tan agraviados que consideran que su partido en el estado está en plena decadencia. Ven con tristeza que el dirigente nacional Mario Delgado ni los respeta y mucho menos los toma en cuenta. Ven con dolor la llegada del dúo de la destrucción, los impresentables e indignos usurpadores del morenismo Mónica Liliana Rangel Martínez y Xavier Nava Palacios. Aunque este último sostenía la tesis de que Morena es “un asco” pero allí llegó, para quedarse. Aquí está la muestra de la decadencia política de Morena, con estas personas, que cuando puedan impondrán a su contentillo los aspirantes a las alcaldías y entonces, será mayor el enojo morenista.

En las urnas se verán los resultados.

mariaelenayrizararias@gmail.com