Maestros, padres y niños desafiantes
25 mayo, 2016
Sin llenadera
25 mayo, 2016

Negocios deportivos

Jaime Nava

“¿Hasta cuándo, (inserte el nombre del político o empresario de su preferencia), abusarás de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?

¿Cuándo acabará esta desenfrenada audacia tuya?”, dicen que le preguntaba enérgicamente Cicerón a Catilina cuando se disputaba el cargo de cónsul. Ese lejano momento histórico se vuelve aún más si ante la evidente voracidad con la que se conducen personas que manejan dineros ajenos nadie, absolutamente nadie, le cuestiona de frente ¿hasta cuándo? a sus pequeños Catilinas.

No hace falta que el dinero con el que pretenden enriquecerse sea público. La cantaleta capitalista: “los recursos se administran mejor en privado” con la que políticos se han beneficiado al subastar bienes públicos como el agua en la capital, el sistema de recolección de basura o el petróleo nacional, se desmorona cuando su propia sed monetaria les embriaga y hace cometer burdas simulaciones para exprimir hasta el último centavo de las cuentas ajenas.

A unos días de que se lleve a cabo la votación para renovar el Consejo de Administración del Club Deportivo Potosino a través de redes sociales fueron denunciadas diversas irregularidades presuntamente atribuibles a los integrantes del actual consejo entre quienes se encuentran personas que ocuparon puestos al interior de dependencias gubernamentales o familiares de quienes actualmente forman parte de la administración estatal.

El comisario del Club Deportivo Potosino, Alberto Kasis Chevaile, pegó diversos documentos en áreas del club en donde detalla irregularidades en la licitación y asignación de una obra de remodelación de los baños para caballeros, la celebración de un contrato “muy noble y amigable” para el contratista así como la “deficiente” calidad de los trabajos ejecutados por el contratista ya que, a pesar de haber contratado al supervisor externo Óscar Castillo Rocha, “no realizó su trabajo”, sostiene  Kasis en el documento en donde más adelante apunta que el grupo constructor “no contaron con una supervisión preventiva  que revisara, controlara y coordinara los trabajos”.

Quizá lo peor es ver cómo en ese exclusivo club han preferido tolerar la duda sobre el mal uso de sus recursos antes de que el escándalo reviente las burbujas que han decidido construirse para habitar por más reducidas que éstas sean. Y así, sin importar quién sea el mago que vende la ilusión muchos prefieren la comodidad temporal de una burbuja así esté construida con garrafones, despensas o el inmaterial status social.

¿Hasta cuándo, entonces, se agotará la paciencia de los potosinos ante los reiterados abusos que cometen quienes deberían actuar con la más absoluta de las transparencias por ser los encargados de administrar los recursos de todos? La permanente indiferencia de los potosinos hacia su dignidad permita que en San Luis los gobernadores puedan desaparecerse de sus puestos durante meses junto con varios millones de pesos.

La nula respuesta social más allá del like, meme o emoticono gracioso en redes sociales es la visa con la que autorizamos que la autoridad municipal se rehúse a explicar el destino de varios millones y los motivos que llevaron a contratar a una proveedora que, aparentemente, en nada beneficiaron sus supuestos servicios al municipio.

Durante más de tres años habitantes de la colonia Satélite han recibido largas justificaciones por el atraso en la apertura de una alberca olímpica de lujo a la que no tienen acceso porque la construcción tardó más de los 85 días prometidos y los montos se elevaron hasta casi duplicar los poco más de 20 millones originales. 41 millones costó uno de los últimos elefantes blancos inaugurados por Toranzo, desde ese día hasta la fecha todavía hay paciencia o, tal vez, no hay nadie interesado en utilizar la millonaria alberca, los espacios públicos o la transparencia como un mecanismo de empoderamiento ciudadano. Eso debe ser.

Han pasado 150 días sin que se sepa el paradero de la pequeña Zoé Zuleica Torres Gómez.

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.